Datos importantes de la revolucion industrial

La Revolución Industrial fue un acontecimiento importante en la historia. Puede definirse como el proceso de cambio de una economía agraria y artesanal a otra dominada por la industria y la fabricación de maquinaria. La revolución comenzó en Gran Bretaña a mediados del siglo XVIII y se extendió a otros países europeos, como Bélgica, Francia y Alemania, y a Estados Unidos.

El término Revolución Industrial fue popularizado por primera vez por el historiador económico inglés Arnold Toynbee, que lo utilizó para describir el desarrollo económico de Gran Bretaña entre 1760 y 1840. En la actualidad, la revolución en Gran Bretaña suele denominarse Primera Revolución Industrial, mientras que la posterior revolución mundial liderada por Estados Unidos se conoce como Segunda Revolución Industrial. La industria del algodón fue fundamental para la revolución, mientras que los inventos fueron la razón principal por la que floreció.

La Revolución Industrial sentó las bases del mundo moderno y provocó importantes cambios, entre ellos, convertir a los capitalistas en líderes de la economía mundial, dar lugar al socialismo y tener un importante efecto negativo sobre el medio ambiente. Conozca más sobre uno de los principales puntos de inflexión en la historia del mundo a través de estos 10 datos interesantes. Estos son 10 datos sobre la revolución industrial que le harán reflexionar.

La Revolución Industrial creó efectivamente un nuevo sistema económico, conocido como: «capitalismo industrial». Antes, los comerciantes eran los más importantes en lo que respecta al comercio y la economía. Tras la industrialización, fueron los propietarios privados de las fábricas quienes obtuvieron mayores beneficios y generaron la mayor riqueza.

La Revolución Industrial, un periodo de crecimiento laboral y económico sin precedentes, tuvo un precio. Aunque algunos prosperaron bajo las duras y largas jornadas de trabajo con máquinas, muchos fueron explotados y maltratados. Sin embargo, no se puede negar que los avances tecnológicos que trajo la Revolución cambiaron por completo el mundo en el que vivimos.

He aquí 24 datos duros pero ciertos sobre la Revolución Industrial. Durante la Revolución Industrial, el trabajador típico de una fábrica ganaba 10 centavos por hora y trabajaba una jornada de 10 horas. Esto suponía entre 20 y 30 chelines a la semana, si se trataba de un trabajador masculino.

El nuevo invento más importante de la revolución industrial fue la máquina de vapor. La máquina de vapor, perfeccionada por James Watt hacia 1776, se utilizó para impulsar las fábricas y bombear las minas más profundas. También se utilizó en las máquinas de los ferrocarriles.

El calor de la combustión del carbón se convirtió en la principal fuente de energía. El nivel de vida aumentó y la gente se hizo más rica y saludable y tuvo más hijos que sobrevivieron hasta ser adultos en lugar de morir de hambre. El crecimiento demográfico resultante en Inglaterra provocó nuevos problemas.

Donde sólo unos pocos habían sido ricos por ser propietarios de tierras, ahora eran más los que se hacían muy ricos gracias a la industria. Sin embargo, eran más los que seguían siendo pobres y vivían en malas condiciones. Los niños y las mujeres tenían que trabajar durante mucho tiempo por poco dinero.

A menudo, varias familias se hacinaban en apartamentos muy pequeños. Al trabajar en horarios diferentes, los miembros de la familia se turnaban para dormir cuando no trabajaban. Las familias no solían reunirse.

Las jornadas laborales de 12, 14 o incluso 18 horas eran habituales. La Revolución Industrial trajo sus propios problemas. La Revolución Industrial fue uno de los acontecimientos más profundos e impactantes de la historia de la humanidad.

Durante los años 1700 y 1800, la revolución hizo que millones de personas pasaran de su estilo de vida tradicionalmente agrario en el campo a un estilo de vida industrial en las ciudades. Antes de que se crearan las grandes fábricas, la mayor parte de la fabricación se realizaba a pequeña escala por los artesanos, a menudo en sus casas con herramientas y máquinas rudimentarias. El cambio a la maquinaria construida a propósito y a la producción en masa permitió a muchos países ampliar enormemente su riqueza y asumir un papel dominante en las nuevas industrias y en la economía mundial.

Estos son sólo algunos datos sobre la revolución industrial. Desde la mejora de los sistemas de transporte impulsados por el vapor y los combustibles fósiles hasta la comunicación más rápida a través del océano, pasando por la banca centralizada en las grandes metrópolis, la Revolución Industrial sintetizó y simplificó muchos ámbitos de la vida aparentemente dispares. Mientras que muchos miembros de las clases altas vieron mejorar su nivel de vida, muchos de los pobres y de las clases trabajadoras se vieron abocados a la mugre de las fábricas superpobladas e inseguras y obligados a trabajar largas horas extras por los jefes que les daban latigazos.

Para conocer lo que dio forma a la historia moderna y a lo que debemos agradecer el automóvil, los condominios e incluso los teléfonos inteligentes, consulte esta lista de 25 hechos sobre la Revolución Industrial. Es un hecho bien conocido sobre la Revolución Industrial que las condiciones de trabajo eran pobres y peligrosas, y que el trabajo infantil era común. Se calcula que uno de cada cinco trabajadores textiles de Gran Bretaña tenía menos de 15 años a principios de la década de 1860.

Otros países estaban ansiosos por experimentar los beneficios que la industrialización traía a Gran Bretaña.