Es malo comer muchas pipas

Can Eating Too Many Sunflower Seeds Be Dangerous?

Puedes excederte en el consumo de frutos secos y semillas. «Si comes más de uno o dos puñados de frutos secos al día, estás añadiendo calorías extra -quizá demasiadas- que pueden ocupar el lugar de otros alimentos saludables y añadir peso», advierte McManus. Piensa en pequeñas porciones.

Toma un puñado de frutos secos o semillas como tentempié. O añade algunos frutos secos y semillas a las comidas a lo largo del día. Algunas personas pueden experimentar efectos secundarios por comer demasiadas semillas de chía.

Estos efectos secundarios pueden incluir problemas digestivos, reacciones alérgicas o aumento de peso. Sin embargo, para la mayoría de las personas, las semillas de chía son un complemento adecuado y nutritivo para una dieta equilibrada. Las semillas de chía son semillas comestibles que provienen de una planta de la familia de la menta, llamada Salvia hispanica.

Estas diminutas semillas oscuras son un alimento rico en nutrientes y en ácidos grasos omega-3 y otros compuestos bioactivos esenciales. El consumo de semillas de chía puede ofrecer beneficios para la salud, como la disminución de la presión arterial, la reducción de la inflamación y la mejora de la salud digestiva. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar efectos secundarios si consumen grandes cantidades de semillas de chía, como las que padecen diabetes, hipertensión arterial y alergias.

Demasiadas semillas de chía también pueden provocar problemas digestivos, y si alguien come en exceso semillas de chía, podría provocar un aumento de peso. Las semillas de calabaza son semillas comestibles del fruto de la calabaza. Estas semillas planas y blancas son una fuente de nutrición.

Tienen un sabor dulce y a nuez y se conocen popularmente como «pepitas». Estas semillas proporcionan una gran fuente de zinc, magnesio, fósforo, cobre, niacina, triptófano y proteínas. ¿Y qué más?

También son una rica fuente de ácidos grasos esenciales que ayudan a mantener la salud de los vasos sanguíneos y a reducir el colesterol malo del organismo. Pero como dicen, abusar de cualquier cosa es una mala idea, lo mismo ocurre con las semillas de calabaza. Consumirlas en cantidades moderadas es beneficioso, pero en el momento en que te pases, ¡experimentarás efectos secundarios!

Las semillas de calabaza están repletas de nutrientes. Pero pasarse de la raya puede ser más perjudicial que beneficioso. La Asociación Americana del Corazón recomienda una onza, aproximadamente un cuarto de taza, o unos 28 o 30 gramos de semillas de calabaza al día.

Las semillas de calabaza pueden provocar dolor abdominal si se consumen en grandes cantidades. Tienen un alto contenido en fibra y su consumo excesivo puede provocar hinchazón y gases. También están cargadas de aceites grasos, cuya ingestión por encima de los niveles aceptables puede provocar calambres y dolor.

Por lo tanto, hay que estar atento al comer las semillas ¿Sabías que muchas personas pueden ser alérgicas a las semillas de calabaza? Estas semillas pueden desencadenar ciertas reacciones alérgicas que provocan irritación de la garganta, tos e incluso dolor de cabeza. Muchos de nosotros ya comemos demasiada sal, que suele trabajar en colaboración con el potasio para regular el equilibrio de líquidos de nuestro cuerpo.

Cuando el equilibrio vital se rompe, aumenta la presión arterial. ¿Qué es entonces un exceso? Los expertos en dietética recomiendan no más de 1/3 de taza por ración.

En lugar de comer de la bolsa o la caja, es más fácil dividir las porciones en recipientes más pequeños por adelantado. Cuando te lo acabes, habrás terminado. En determinadas situaciones, no te llenarás con la cantidad correcta de frutos secos o semillas.

Cuando tengas que comer un poco más, recurre a una fruta o verdura con mucha agua y fibra. También es importante ser inteligente con las porciones. Las semillas de calabaza tienen un alto contenido en fibra, calorías y grasa: una sola taza tiene 285 calorías, 12 gramos de fibra y 12 gramos de grasa.

Demasiadas en una sola sesión pueden provocar gases e hinchazón. Y demasiadas con demasiada frecuencia pueden provocar un aumento de peso. Las semillas de girasol tienen unos compuestos vegetales llamados fitoesteroles que ayudan a reducir el colesterol, dice Angelone.

Los fitoesteroles son estructuralmente similares al tipo de colesterol que es malo para el cuerpo, por lo que cuando se comen, compiten con ese colesterol para su absorción en el tracto digestivo. Las semillas de girasol son una «gran» fuente de vitamina E, que tiene propiedades antioxidantes, dice Jessica Cording, RD, una dietista de Nueva York. Aunque en realidad no hay límite para la cantidad de semillas de girasol que se debe comer al día, hay que tener en cuenta el tamaño de las porciones, ya que contienen una buena cantidad de grasa y calorías, dice.

Como cualquier otro alimento, las pipas de girasol sólo te harán ganar peso si no vigilas su consumo. Deja de comer demasiados pistachos Te encantan los pistachos, lo reconozco. Tienen un sabor a mantequilla que puede ser adictivo.

Son saludables, nutritivos y deliciosos, con un aroma embriagador. Es posible comer tres onzas de pistachos de una sola vez y no tener ganas de comer ninguno. Además, las recetas a base de pistachos no dejan de aumentar.

En este post, hablamos de los beneficios y desventajas de los pistachos. Sé que es muy difícil de creer que un aperitivo libre de culpa como el pistacho pueda tener incluso efectos secundarios. Y probablemente te estés preguntando «¿cuántos pistachos son demasiados?» y «¿qué consecuencias tiene comer demasiados pistachos?

«Sigue leyendo para descubrirloComo cualquier otro