Traductor de google espanol a aleman

Hay mucho material de este tipo para idiomas como el inglés, el francés, el español y el alemán, gracias a instituciones multilingües como el Parlamento canadiense, las Naciones Unidas y la Unión Europea. Sus traductores humanos producen flujos de transcripciones y otros documentos traducidos. Sólo el Parlamento Europeo produce un tesoro de datos de 1.370 millones de palabras en 23 idiomas durante una década.

Sin embargo, no existe una montaña de datos semejante para las lenguas que pueden ser muy habladas pero que no se traducen tan prolíficamente. Son las denominadas lenguas de bajos recursos. El material de entrenamiento automático para estas lenguas consiste en publicaciones religiosas, incluida la muy traducida Biblia.

Pero este conjunto de datos es muy limitado y no es suficiente para entrenar robots de traducción precisos y de gran alcance. Actualmente, Google Translate ofrece la posibilidad de comunicarse en unos 108 idiomas diferentes, mientras que el Bing Translator de Microsoft ofrece unos 70 idiomas. Sin embargo, hay más de 7.000 lenguas habladas en el mundo, y al menos 4.000 con sistema de escritura.

Si intentas pedirle a Google que traduzca del español al inglés alguna de estas palabras, es probable que obtengas un resultado enrevesado que pasa por alto los entresijos de la lengua y la cultura españolas. Algunas palabras que podríamos pedir a Google que tradujera del inglés al español también dejarían a los hispanohablantes rascándose la cabeza, como «flabbergasted» o el concepto de «crush». Aunque las traducciones son útiles, Rosetta Stone sabe que no hay sustituto para aprender a hablar el idioma español como un local.